home | about | documents | news | publications | FOIA | research | internships | search | donate | mailing list

 

pf

mva

 

1978: Operación Clandestina de la Inteligencia Militar Argentina en México

 

Una escuadra del Área de Inteligencia 121 dirigido por el General Galtieri intentó matar a la dirigencia Montonera radicada en la capital azteca

 

National Security Archive Electronic Briefing Book No. 241

 

Editado por Carlos Osorio y Jesse Franzblau

Con la asistencia en investigación de Susana Zavala en Ciudad de México

 

Publicado – Enero 20, 2008

 

Para más información contactar a:

Carlos Osorio: (202) 994 7061

cosorio@gwu.edu

Jesse Franzblau: (202) 994-7237

jessefranzblau@gmail.com

 

 

Lazos Relacionados

Argentina en México: misión fracaso
[Revista Proceso]

Revelan datos del intento de Galtieri de asesinar a Firmenich en Mexico
[Diario Clarín]

Eduardo Costanzo: “El General Galtieri debió controlar la Operación México y Videla, conocerla”
[Diario Clarín]

En el 15 Aniversario del Archive del Terror
El National Security Archive pone en línea 60,000 registros de la Policía Secreta del Dictador Stroessner

Operación Cóndor en el Archivo del Terror
Evidencia contra la coordinación represiva de los militares en el Cono Sur

 

30 ANIVERSARIO DEL GOLPE MILITAR EN ARGENTINA

 

DEPARTAMENTO DE ESTADO DE EEUU ABRE ARCHIVOS
SOBRE LA GUERRA SUCIA ARGENTINA

 

Related Links

Rendition in the Southern Cone
Operation Condor Documents Revealed from the Paraguayan "Archive of Terror"

On 30th Anniversary of Argentine Coup: New Declassified Details on Repression and U.S. Support for Military Dictatorship
22,000 people murdered or disappeared by military between 1975 and 1978 according to secret Chilean intelligence report

Kissinger to Argentine Generals in 1976: "If there are things that have to be done, you should do them quickly"
Newly declassified document shows Secretary of State gave strong support early on to the military junta

Kissinger to Argentines on Dirty War: "The quicker you succeed the better"
Documents show Secretary of State gave green light to junta

Pentagon and CIA Sent Mixed Message to Argentine Military

Argentine Military Believed U.S. Gave Go-ahead for Dirty War
New State Department documents show conflict between Washington and US Embassy in Buenos Aires over signals to the military dictatorship at height of repression in 1976

State Department Opens Files on Argentina's Dirty War
New Documents Describe Key Death Squad Under Former Army Chief Galtieri

Washington D.C., Enero 20, 2008 –Documentos hechos públicos hoy por el National Security Archive revelan como agentes de un escuadrón de inteligencia argentino fueron capturados por el servicio secreto mexicano  y “expulsados por espionaje a los [exilados] Montoneros radicados en México”, en enero de 1978. Aunque la prensa de la época denunció las operaciones encubiertas de los argentinos para asesinar a la dirigencia Montonera, no es hasta hoy que documentos oficiales de lo que fuera la Dirección Federal de Seguridad (DFS) de México, revelan que cuatro agentes del Área de Operaciones 121 de Rosario, Argentina, fueron “enviados por las autoridades militares de su país”.

 

Entre los documentos públicos hoy resaltan las fichas con fotografías de “Manuel Augusto Pablo Funes,  Teniente del Área de Inteligencia 121 del Ejercito Argentino” y de “Miguel Vila Adelaida, elemento civil del Área de Inteligencia 121 del Ejercito Argentino”,  al momento de ser interrogados y registrados por la DFS  el 19 de Enero de 1978.

 

La documentación hecha pública hoy confirma los pocos testimonios sobre este evento que parecían hasta hoy remotos. El 14 de enero de 1978, los oficiales del Area de Operaciones 121 en Rosario, Argentina, Rubén Fariña, Daniel Amelong y Jorge Cabrera, junto a dos Montoneros arrepentidos, Carlos Laluf y Tulio Valenzuela viajaron desde Argentina hacia México a fin de asesinar a la dirigencia de Montoneros en Ciudad de México. El grupo viajaba con los nombres ficticios Eduardo Ferrer, Pablo Funes, Carlos Carabetta, Miguel Vila y Jorge Cattone respectivamente.

 

Sin embargo, una vez en la capital azteca, Tulio Valenzuela escapa del control del escuadrón de inteligencia argentino y denuncia la maniobra en conferencia de prensa el 18 de enero de 1978. Las autoridades Mexicanas capturan a Daniel Amelong y al Montonero arrepentido Carlos Laluf cuyas fotos se reproducen aquí arriba con sus nombres falsos y el 21 de enero los expulsan junto a Fariña y Cabrera. El DFS registra que  “El día de hoy en el vuelo 621 de la compañía Aeroperu que salió del Aeropuerto Internacional ‘Benito Juárez’ de la Ciudad de México… salieron los siguientes pasajeros de nacionalidad argentina:  Manuel Augusto Pablo Funes… Miguel Vila… Eduardo Mario Ferrer Márquez… Carlos Alberto Carabetta”.

 

Lo que se que conoce hoy como Operación México fue contado por primera vez en el libro Recuerdo de La Muerte del autor Miguel Bonasso, quien se nutrió de los relatos de Tulio Valenzuela y del único sobreviviente del campo de prisioneros en el Area de Inteligencia 121, Jaime Dri. 

 

Los documentos aquí publicados fueron descubiertos recientemente gracias a la colaboración de la investigadora mexicana Susana Zavala, y en cooperación entre el Proyecto de Documentación de México y el del Cono Sur del National Security Archive. Los documentos provienen del fondo del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) en el Archivo General de la Nación de México.

 

Para mejor ilustrar los eventos, hemos acompañado la selección de cuatro documentos del DFS, con un documento obtenido en Estados Unidos y un recorte del periódico Unomasuno.

 

 


Documentos
Los documentos están en formato PDF.
Se necesita bajar e instalar el programa gratuito
Adobe Acrobat Reader para visionarlos.

 

 

Enero 18, 1978 – Testimonio del compañero Tulio Valenzuela Sobre la Campaña de Atentados en el Exterior de la Dictadura de Videla

 

La dirección de los insurgentes argentinos Montoneros exilados en México hace una conferencia de prensa para denunciar actividades clandestinas de militares argentinos en Ciudad de México que apuntaban a asesinar a su dirigencia. En la conferencia de prensa, Tulio Valenzuela (Tucho) cuenta como fue capturado en Argentina a principios de enero, y llevado a un centro clandestino de detención del Área de Inteligencia 121 llamado Quinta de Funes, en la ciudad de Rosario, Argentina. Allí, el Jefe de la zona militar, Leopoldo Fortunato Galtieri le planteó traicionar a los Montoneros, fingir que no había sido capturado y viajar a México con agentes de inteligencia del ejército para infiltrar a Montoneros. Tulio fingió asentir con la colaboración con el ejército y una vez en México contactó a sus camaradas y denunció la maniobra de inteligencia.

 

Valenzuela informa que más de una docena de otros Montoneros que se pensaban muertos, están realmente detenidos en Quinta de Funes. Entre los allí detenidos  se encuentra su esposa e hijo que han quedado como rehenes. Además informa que otro líder Montonero desaparecido, Jaime Dri, está con vida y detenido en el mismo centro clandestino en Rosario.

 

En su informe, Tucho lista a los militares que vinieron con el para la operación en Ciudad de México: el jefe de la Quinta de Funes quien lleva el documento falso de apellido Ferrer, un agente del Área 121 con el nombre falso Carabetta, un teniente que el solo conoce como Daniel, y un montonero traidor, Carlos Laluf, que viene con el nombre falso “Miguel Vila”.*

 

Enero 19, 1978 – La junta argentina envía agentes a México para asesinar dirigentes exilados

[Reproducido gracias a la gentileza de Unomásuno]

 

El diario mexicano Unomásuno publica un artículo describiendo la denuncia de Tulio Valenzuela el día anterior. Esta copia de articulo fue producida seguramente para informar al “Director General, Manuel Becerra Acosta” de la Dirección Federal de Seguridad (DFS) de México, sobre la actividad clandestina de los militares argentinos en México

 

Enero 19, 1978 – [Fichas de agentes argentinos]

 

La Dirección Federal de Seguridad logró seguir la pista y capturar a dos de los cuatro agentes de inteligencia que operaban clandestinamente junto a Tulio Valenzuela. Las fichas del DFS con fotografías de los agentes argentinos los describen con sus  nombres falsos “Manuel Augusto Pablo Funes, Teniente del Área de Inteligencia 121 del Ejército argentino” y “Miguel Vila Adelaida, Elemento Civil del Area de Inteligencia 121 del Ejército argentino”. En entrevista con el sobreviviente Jaime Dri, el National Security Archive pudo confirmar que se trata en realidad del Teniente Daniel Amelong y el Montonero colaborador del ejército Carlos Laluf. Según se sabe por testigos en los juicios contra los comandantes del Area de Inteligencia 121, en Argentina, el mismo día de la captura de Amelong y Laluf, los otros dos agentes, Rubén Fariña y Jorge Cabrera se refugiaron en la Embajada Argentina en México cuando vieron a sus colegas  ser apresados por la DFS.

 

Enero 19, 1978 – Detención de Elementos de Inteligencia del Ejército Argentino, en México

 

En estas seis  páginas producidas como resultado del interrogatorio al que fueron sometidos el Teniente Amelong y Laluf por la seguridad mexicana, estos confirman que “fueron enviados por las autoridades militares de su país” para infiltrar a Montoneros. Utilizando sus nombres ficticios, Augusto Pablo Funes Patinlynch y Miguel Vila Adelaida, el testimonio de Amelong y Laluf es un collage de verdades a medias y mentiras. Niegan por ejemplo tener intenciones de asesinar a la dirigencia Montonero en Ciudad de México. Sin embargo, confirmando las declaraciones de Tulio Valenzuela que el Ejército Argentino mantenía como rehén su esposa, reconocen que habían logrado “convencer a los militantes detenidos [en Argentina], de que colaboren con el gobierno... con ciertas medidas de presión moral y principalmente relacionados con sus familias.” 

 

Enero 20, 1978No Controlo a mis agentes que están fuera del país: Galtieri

[Reproducido gracias a la gentileza de Unomásuno]

 

Alertado por las declaraciones de Valenzuela, el periodista del diario Unomásuno, German Ramos Navas, llamó por teléfono a Quinta de Funes para confirmar la historia. Frente a la sorpresiva entrevista del periodista, dice este artículo, el militar de inteligencia argentino no supo decir más que “no tengo control de mis agentes fuera del país”.  Entre otras, el periodista Mexicano disparó al militar argentino al teléfono: “Ustedes tienen detenido al hijo de Valenzuela”. En seguida, dice el periódico, el agente “nervioso y preocupado ante la inesperada llamada, titubeó notoriamente antes de negar que conocía a Manuel Vila o Carlos Laluf. Su nerviosismo y desconcierto fueron en aumento, al ser interrogado sobre su relación con ‘Ferrer’ y Carabetta’, nombres falsos de otros dos agentes de la junta integrantes del operativo.”  Testimonios en Argentina, dicen que el día de la llamada, el oficial del Área de Inteligencia 121 que contestó, ya recuperado negó todo y cortó la comunicación. El oficial a cargo, apellidado Guerrieri, fue probablemente tomado  por el diario como el Comandante y responsable del Área Militar Fortunato Galtieri.

 

 

Enero 21, 1978 – [Expulsión de agentes argentinos]

 

Luego de sostener conversaciones con la Embajada Argentina en México, donde se habían refugiado dos de los agentes, tres días después de la captura, un informe de la Dirección Federal de Seguridad de México reportaba que Amelong y  Laluf, junto a sus cómplices Fariña y Cabrera, eran “expulsados por espionaje a los Montoneros radicados en México”.  En el documento, los cuatro agentes argentinos del Área de Inteligencia 121 son llamados por sus aliases, Pablo Funes, Miguel Vila Adelaida, y los otros dos, Eduardo Mario Ferrer Márquez y Carlos Alberto Carabetta. El crudo informe mexicano prosigue: “A la sala de abordaje del aeropuerto llegaron para entrevistarse con esos elementos, Fernando Daniel Diego, hijo del Coronel Fernando Diego, Agregado Militar de la Embajada de Argentina en nuestro país; el propio militar y Aldo Mario de la Fuente, Agregado Administrativo de la Embajada Argentina en México.”

 

[Fe de errata- Hemos recibido información del historiador argentino Alvaro Villagrán que Carlos Gomez Centurión no servía como embajador argentino en México en enero de 1978. Según artículos de la época, del diario La Nación, el embajador anterior había regresado a Argentina por razones de salud en diciembre de 1977, quedando la embajada acéfala. Los artículos, que fueron proveídos por Alvaro Villagrán, dicen que Juan Giménez, el encargado de negocios de la embajada, quedo como  responsable de la delegación argentina a partir de diciembre de 1977 y que Carlos Gómez Centurión fue designado Embajador en mayo de 1978.]

 

 

*Nota: Esta es una recopilación escrita producida por Montoneros del testimonio y declaración de Tulio Valenzuela en Ciudad de México y repartido en conferencia de prensa. El National Security Archive lo encontró entre los 4677 documentos desclasificados por el Departamento de Estado de EEUU en 2002. El documento era parte de una serie de correspondencias entre Olimpia Díaz y la Embajada de EEUU en Panamá, en sus gestiones por ubicar y liberar a su esposo  Jaime Dri. El documento  se considera “desclasificado” pues aunque su origen es otro, según la ley de acceso a la información de EEUU, todo documento que “está en posesión” de una agencia del gobierno de EEUU, está sujeto a ser clasificado o desclasificado.

 

home | about | documents | news | publications | FOIA | research | internships | search | donate | mailing list

Contents of this Web site Copyright 1995-2016 National Security Archive. All rights reserved.

Terms and conditions for use of materials found on this Web site.